¿Que parte del vaso ver?

Después de una semana sin futbol, el elenco cervecero, se mide con Central Córdoba de Santiago Del Estero buscando igualar, o porque no mejorar, la buena versión que tuvo frente al conjunto milrayitas en el Estadio Centenario.

El arbitró marcó la mitad de la cancha y le bajó la persiana al primer tiempo del partido. Automáticamente va la cola al escalón y la preocupación en la mirada de casi todos, ya que después de haber perdido en su debut en Rafaela y tras esos primeros 45 minutos frente a Los Andes, las expectativas no eran las mejores. Si bien Quilmes salió con una actitud de ir al frente, de presionar y de atacar, pudo hacerlo solamente en los primeros minutos. Después el partido entró en esa típica batalla, en esa pelea por la soga, donde unos tiran de un lado y el resto del otro. Todo era más fricción que cualquier otra cosa, todo era pelotazo para arriba. Si bien Imbert intentaba acercarse para ser el eje del equipo, no encontraba el pase y tampoco había movimientos para eso. Pero por suerte para de la mayoría, el segundo tiempo no tuvo nada que ver con el primero. El equipo dirigido por Fuentes tuvo otra cosa en la cabeza y especialmente en los pies. Dejó de estar estático para aplicarle movimiento, y sobretodo presión. Lo más destacable de este equipo en estos dos partidos es que se entrega al máximo y que no para de correr y de poner. Es un equipo que tiene huevos y cuando se lo vio ordenado cambió radicalmente su imagen, ya que en el segundo tiempo se hizo lo que Quilmes quiso.

No lo encontraron nunca desarmado y es muy bueno el trabajo que hacen los mediocampistas para mantenerse cerca y atacar en busca de la presión todos al mismo tiempo. Por momentos Los Andes pudo sentirse asfixiado por un equipo que no dejaba que salga. Y además sumarle el buen toque y control que tuvo con la pelota cuando ´pudo hilar cinco o seis pases consecutivos.

Después de una semana entera para seguir trabajando Quilmes va a tener la difícil tarea de jugar en el interior con todo lo que eso conlleva y cuesta. Pero tiene en su lomo una imagen cercana de haber podido acercarse bastante a la idea que tiene el técnico para este equipo y poder seguir por esa línea, y que la mirada se quede siempre y se acostumbre a ver a un equipo aguerrido, rápido y seguro, que cuando tiene la pelota no tenga miedo de jugar y sepa que tiene armas para lastimar a los rivales, jugando bien al futbol.

2 Comentarios

  1. DANIEL says:

    una pregunta.
    hay alguna información de como salió la operación del Indio Gomez?
    Perdí contactos y la verdad es que era muy comprometida, si alguno tiene info por favor les pido si por este medio me puedan informar,
    gracias,

  2. carlosv says:

    Quilmes va a ganar porque ya tiene dos partidos en el lomo. Cosa que le falto con rafaela.

    Asi que lo veo muy bien..

Responder a DANIEL Cancelar respuesta