Nosotros, vosotros y ellos (Si se puede)

¿Cuantas veces te vas a hacer el boludo y no vas a abrir la puerta? Si te diste cuenta que sonó el timbre y que te buscan a vos. No hace falta que te escondas atrás de la cortina, ni que mandes a tu vieja a que diga que te fuiste a ser un post grado de física cuántica a Bielorrusia, ni dejar la casa sin luces como si no viviera nadie. Si la vida, o en este caso los promedios, que hoy son la vida fuesen el juego de las escondidas, Quilmes claramente ya estaría sentado en el suelo, el que cuenta ya lo picó en el árbol y no hay nadie que pueda librar por él y todos sus compañeros. Ese que te busca en la puerta de tu casa, no solo sabe que estás ahí escondido y mintiendo, sino que ya se metió adentro de tu pieza, te comió el fiambre de la heladera, te tomó alguna copa de vino y entre tus cosas ahí cerquita de tu cama te dejó una bufanda azul y blanca. O la usas para ahorcarte y desaparecer o una vez más la volves a flamear con ímpetu en los escalones del Estadio Centenario.

Quilmes volvió a perder, volvió a jugar un poco de tiempo no tan mal y todo el resto del partido muy mal, volvió a cometer errores infantiles, sigue estando lento y pesado en algunos sectores de la cancha. Sumado también la horrible actuación del árbitro en la que el decano se vio totalmente perjudicado. Pero no es sólo quedarse con eso, porque no estamos así por errores arbitrales. El equipo entró en ese declive que parece no tener fin, que se hace una gran bola de nieve que cae y cae. Y que cada día duele más que el anterior. Pero hay otra pata que sostiene al cervecero con una mueca de la sonrisa por ensayar. Teniendo en cuenta que perdió diez de los últimos once partidos y que recién ayer fue pasado en la tabla de los promedios, quedan todavía cosas por hacer.

Los puntos perdidos ya los tiene otro rival, lo mismo que los goles que no metimos o los que nos hicieron. Se puede no jugar bien, se puede errar pases, se puede tener diez domingos malos seguidos y varios más también, pero lo que no se puede hacer y es innegociable es dejar de correr, dejar de pedirla, intentar saltar más alto que el rival cuando nos tiran un corner. Hay que defender la camiseta como si fuera tu familia, hay que tenerle confianza ciega al compañero que está lado y hay que tener vergüenza, que sé que este grupo de jugadores lo tiene y que dentro de varios fines de semana vamos a estar en primera división. En ese momento las preguntas serán otras y que lleguen cuando ese momento pase. Ahora: jugadores, cuerpo técnico, dirigencia e hinchas tenemos que estar absolutamente convencidos todos de los mismo y que la única manera de lograrlo es dándole la mano al de lado, callarse y laburar a conciencia, que todos los que ya no están con nosotros y quieren a Quilmes en primera están laburando en el cielo para que Quilmes sea solo una sonrisa.

Foto de portada: Olé.

14 Comentarios

  1. Radovan says:

    Flaco sabes lo que pasa es que los viejos hinchas nos comimos muchos descensos y seguimos yendo a la cancha, y lo que no veo son nuevos hinchas ‘ jóvenes ‘ , será por la espectacular campaña?
    Hay mucho hartazgo cosa que vos no ves, los dirigentes se mandan una cagada atrás de otra y claro ‘la herencia recibida ‘, me tienen los huevos llenos!!

  2. Radovan says:

    Ah y por supuesto el viernes estoy, como hace 49años
    Saludos

  3. DANIEL says:

    Hola David.
    tengo algunas preguntas,
    Nos estas tomando por bolu… a todos los hinchas?
    Se le puede pedir mas a un Hincha de Quilmes que historicamente va al Centenario?
    se le puede pedir al que no va, si es un dolor grande y muchos por amor no lo soportan?
    Cuantos años tenes? yo 54, sabes cuantos descenso y años en la B TENGO? MAS QUE EN PRIMERA
    Sos dirigente? de los nuevos o de los otros?
    Basta, como pone Radovan, estaremos en la cancha como siempre y solo los de siempre, faltaran los que tienen doble camisetas.
    Espero que seas hincha de Quilmes, lo dudo,
    saludos

    • Todos los comentarios y puntos de vista son validos, en esta página fomentamos que todos puedan redactar su opinión. Sin embargo, no me gusta cuando decís “Espero que seas hincha de Quilmes, lo dudo” Considero mas respetuoso y menos hiriente dejar en claro tu duda en abriendo el debate, algo como, “Me gustaría saber si sos o no hincha de Quilmes para ver desde que lugar escribís tu opinión…” Estoy seguro que no te gustaría que nadie ponga en tela de juicio tu amor por Quilmes basándose en una de tus opiniones. Saludos.

  4. Matias says:

    Gente estoy de acuerdo con los comentarios, siempre se habla de la pesada herencia y demas y no se hace nada por mejorar, obviamente que voy a estar el viernes como hace mas de 20 años, pero no porque me lo diga nadie voy porque lo siento, porque pase muchos descensos y seguí estando, porque vi pasar varios jugadores técnicos y seguí estando, porque mi vida gira alrededor de Quilmes, nada mas… perdonen si me fui por las ramas,

    Saludos cerveceros

  5. tanocervecero says:

    Hay DAVID GIARROCO, sin ofender………………8 renglones y medio para el olvido, para mi gusto muy desafortunado…obviamente habrá gente que quizás le guste o lo acepte, no es mi caso y por lo visto del resto también, de todas maneras ya está y no cayo bien……igual te mando un abrazo….pero la pifiaste mal!!!!!

  6. DANIEL says:

    caso cerrado,

  7. David Giarrocco says:

    Gente, buenas tardes: Soy David Giarrocco, quien escribió la nota. De movida les agradezco la sinceridad y que siempre son buenas recepciones a mis notas. Sinceramente les digo que en ningún momento quise poner en tela de juicio la calidad de hincha de cada uno. Todo lo contrario. El primer párrafo pudo haber estado un poco confuso y eso es responsabilidad mía. Pero en si lo que quise simbolizar con eso fue la situación actual del club. Esta dirigido mas que nada a los jugadores y al club en si. Dejando por afuera a los hinchas que somos indudablemente los que siempre estamos. Por ahí confunde un poco lo que quise decir con la bufanda. Y la intención era poner al jugador en el lugar de hincha y que viera como lo vive cada uno de nosotros. Y cuando cito a los hinchas en la parte del todo, no es porque estemos en deuda ni muchos menos, simplemente porque sin los hinchas el club no es nada. Y no puedo hacer ninguna nota de las que hago si no plasmo o al menos intento lo que yo como hincha siento o intuyo que siente el resto también. Pido disculpas si herí el sentimiento de alguno y claramente si sucedió no fue mi intención. Que terminen bien el jueves y mañana a ver ganar a Quilmes. Saludos.

    • Claudio Zamora says:

      David, a mi me cuesta interpretar las letras de Panam, imaginate. De todas formas, lo que aparentemente se vio confuso, que es la primer parte del escrito, a mi me gustó mucho. Porque entendí que el que se hacía el boludo era Quilmes/jugadores…y el que llamaba a la puerta era ni más ni menos que el temible Señor Descenso. Y que después hacías un llamado al sentimiento de todos los cerveceros para que nos unamos, y espantemos los fantasmas que nos atormentan. Por eso me pareció genial. Pero como tengo una imaginación medio retorcida, se ve que agarré para cualquier lado, y como me gustó, me quedé con eso. Abrazo y el viernes……cueste lo que cueste.-

      PD: Me alegró ver que te tocó de imagen, un muñequito que le compite al mío por el primer premio de cara de boludo….hasta hoy no tenía rival. Me gusta el de Mauro….bien Heavy.-

  8. Radovan says:

    Claro David no hay problema, aceptadas por supuesto las aclaraciones, después de tantas cargadas de los dirigentes , olvídate
    Vamos Cerveceros!!!

  9. Radovan says:

    Pero insisto, esta campaña es responsabilidad de estos boludos dirigentes, todo al revés…en materia futbolística
    Saludos

  10. tanocervecero says:

    Hola DAVID, es cierto lo que decis…fue confuso, desde luego se aceptan las disculpas, también es cierto que estamos muy susceptibles,…….quizás en otra ocasión el efecto de 8 líneas y media hubiese surgido de otra manera………..fue desafortunado….un abrazo.

  11. Roberto says:

    Los puntos perdidos ya los tiene otro rival, lo mismo que los goles que no metimos o los que nos hicieron. Se puede no jugar bien, se puede errar pases, se puede tener diez domingos malos seguidos y varios más también, pero lo que no se puede hacer y es innegociable es dejar de correr, dejar de pedirla, intentar saltar más alto que el rival cuando nos tiran un corner. Hay que defender la camiseta como si fuera tu familia, hay que tenerle confianza ciega al compañero que está lado y hay que tener vergüenza, que sé que este grupo de jugadores lo tiene y que dentro de varios fines de semana vamos a estar en primera división. En ese momento las preguntas serán otras y que lleguen cuando ese momento pase. Ahora: jugadores, cuerpo técnico, dirigencia e hinchas tenemos que estar absolutamente convencidos todos de los mismo y que la única manera de lograrlo es dándole la mano al de lado, callarse y laburar a conciencia, que todos los que ya no están con nosotros y quieren a Quilmes en primera están laburando en el cielo para que Quilmes sea solo una sonrisa.
    David, esta parte está genial y la comparto a mil. Lo dejamos aquí
    Roberto

  12. Matias says:

    David!! caso cerrado, como dijo el tano estamos un poco susceptibles, gracias por tomarte el trabajo de aclarar las cosas. Abrazo cervecero y hoy a ganar!!!

Dejar comentario