Rifemos Ilusiones nuevas

Mira que casualidad, que burla del destino, quizás. Dicen por ahí que si queres celeste, podes hacerlo mezclando azul y blanco. En este caso, por suerte para los que soñamos sueños y no billetes, fue distinto. El azul y el blanco fueron por un camino de cobardía, de taparse siempre la cara, de irse por la puerta de atrás, de ganar y no tener gente verdadera con la que festejar un triunfo. Esa misma gente que decidió ponerle su propio nombre al estadio mas lindo de zona sur. ¿En qué cabeza humilde e inteligente cabe esa idea? Al menos en ninguna de los queremos al club.
Entonces, ligeros e inteligentes fueron esos dedos finos que llenaron la paleta de color celeste. Y que cueste obvio, que cueste mucho. Así fue y así seguirá siendo. A la gente honesta no hay que regalarle nada ni mostrarle puertas con atajos, porque saben llegar solos y por la puerta grande con la cabeza levantada.
Ayer cerca de las ocho de la noche, o quizás un poco antes, las caras de todas esas personas que muchas veces tuve que ver con lágrimas en los ojos o gestos de dolor tenían una sonrisa que cabía en toda la ciudad.
Era el momento de explotar libremente, de escupir toda esa angustia que se metió en las mochilas en muchos años infelices. Era soñar tener a Richard cagándose de risa y haciendo ese gesto con la mano de viejo pícaro como diciendo: viste pendejo te dije que iba a pasar esto. Era por cada uno de los que no están y le enseñaron el camino a los mas chicos.
Que emoción genera ver a tanta gente como uno dejando el alma en la vereda, peleando contra caraduras que compraron un sillón en donde jamás se supieron sentar. Siempre me costo creer en el compromiso de la gente, me costó entender que hay muchas mas cosas que el fútbol en si. Por suerte de a poco estoy entendiendo y gracias a esa gente que por suerte me rodea.
Ayer ya empapados de euforia y de champagne vi al presidente. A ese tipo que la gente genuina eligió para que nos lleve por un camino de solidaridad, esfuerzo y trabajo. Estaba ahí como uno mas, saltando y cantando, al grito de que esto era de todos. Como no ilusionarse? Va a ser entrar al club y ver que esté lleno de gente que ama los colores, que defiende las banderas y que quiere al decano con el alma.
Ya nos vendieron y enseñaron todo lo mal que se le puede hacer a alguien que encima decían querer. Ahora depende de ser sincero, puro y realista.
Tenemos el club que siempre soñamos tener, en nuestras manos. Está mal herido, con sangre en el lomo y pidiendo ayuda. Apostemos al amor que nos inculcaron de chicos para sanar toda la saña que le hicieron a Quilmes.
Y hoy de una buena y puta vez por todas tiremos cerveza al cielo para que los se fueron se empapen de la alegría que tenemos los que nos toca vivir y sentir una realidad que era negada hace mas de treinta años.
Que el club vuele, que esté lleno de pibes la tribuna, que vuelva tu vieja a la cancha, que te encuentres con tus amigos y te partas en un abrazo cuando el nueve la clave al ángulo.
Brindemos por el club mas lindo del mundo y hagamos de el la pieza mas preciada.

Compartir esta nota

3 Comentarios

  1. jorge 08 says:

    Extraño los comentários y notícias de los foristas de la página, espero que muy pronto retomemos las frecuentes charlas sobre el destíno de nuestro querído Quilmes. Abrazos a todos.

  2. tanocervecero says:

    A chequear los dichos en RADIO LA RED por el aporte de MILITO Ex Racing con jugadores a nuestro Club….a chequear……!!!!!!!!

  3. DANIEL says:

    que puede aportar Milito?
    hace 10 minutos que dejo de jugar y ya está en el negociado de jugadores,
    que aporte en Racing. Basta de estos chantas.
    Quilmes tiene que cambiar, sino las historia se repite aunque con distintos nombres.
    saludos

Dejar comentario